Bienes Raices cierra el año con números similares al 2016

Durante 2017 se registraron diversos factores que afectaron al mercado de los bienes raíces, sin embargo, los segmentos que lo conforman registran comportamientos sanos, señaló Yadira Torres, directora de investigación de Mercados de CBRE México.  Agregó que en el último año México ha debido adaptarse a los diversos acontecimientos que cambiaron el paradigma, como la paridad peso-dólar, el aumento a los combustibles, la inflación, la incertidumbre y el terremoto.

Destacó que los mercados en general muestran números dinámicos, e incluso hay una corrección en el ciclo de nuevos proyectos en construcción que empiezan a disminuir frente a la sobreoferta que se registra el mercado de oficinas, donde se existe un ligero descenso y el desfase de proyectos, pero no obstante el crecimiento del mercado ha sido del 30% en los últimos tres años y se espera otro 30% en los siguientes tres, con una tasa de vacancia al concluir el presente año del 17%.

Apuntó que sectores de la economía como el transporte y logística, automotriz, manufactura, farmacéutica, nuevas energías, comercio electrónico, alimentos y bebidas y servicios turísticos han registrado números muy atractivos en la demanda de espacios industriales y corporativos. “La demanda ha sido muy fuerte en estos últimos cinco años y tiene mucho que ver con la reconversión y todas las cosas a las que nos tuvimos que adaptar en este año fuera de lo común”.

Yadira Torres indicó que durante 2017 y a raíz de los terremotos en la Ciudad de México se ha registrado un alto porcentaje de cambios de oficinas tipo B a A, un flight to quality que está respaldado por un cambio de cultura en las empresas, pero también por un cambio demográfico que está impulsando a que las empresas quieran tener mejores lugares de trabajo, equipos innovadores y una mayor seguridad, además del wellness, buscando que los empleados tengan espacios laborales que brinden calidad de vida y los corredores con mayor demanda en el próximo año serán los de Insurgentes, Santa Fe y Polanco.

Resaltó el ciclo que se está viviendo en la parte industrial, donde la Zona Metropolitana de la Ciudad de México es líder en la demanda de espacios industriales, seguida de los mercados del norte por su cercanía con Estados Unidos; el corredor Occidente con un componente industrial automotriz y de servicios turísticos; la zona centro con sectores de manufacturas ligeras, retail y consumo interno, y el corredor energético en el Golfo – Península, con un gran auge en inversiones en energías nuevas y sustentables. “En el sector industrial estamos finalizando 2017 con un 3% abajo de lo que tuvimos en 2016 que fue un año récord, pero también vemos que hay mucha inversión. 60% son empresas nuevas y 40% fueron expansiones de empresas que ya están en el país. Hay algo interesante, 30% de la inversión que se planea ingresar al país es por parte de empresas mexicanas, otro 30% son estadounidenses; un 20% de empresas que vienen de España, Canadá, Reino Unido y el 20% restante lo conforman 27 países, lo que nos permite ver en los números que hay una fortaleza, una confianza para invertir en México”, afirmó la directora de Investigación de Mercados de CBRE México.

Sobre el pronóstico que se tiene para el 2018, indicó que el comercio electrónico y el inicio de una nueva revolución industrial, marcarán la pauta en los bienes raíces. “Hace 5 años el e-commerce reportaba el 1% de los ingresos corporativos de empresas de consumo, hoy puede representar el 20% de sus ingresos, este es un fenómeno disruptor, porque está cambiando completamente la manera como consumimos, la manera en la que vivimos y la manera en la que trabajamos porque toda la tecnología tiene mucho que ver en la nueva dinámica que estamos viviendo”, finalizó.

Por su parte, al presentar los disruptores que están afectando las economías mundiales, el director de investigación para las Américas de CBRE, Spencer Levy, advirtió de los riesgos que existen para México por varios factores como el demográfico, la nueva reforma fiscal en Estados Unidos, el comercio electrónico y la automatización, por lo que recomendó una mayor capacitación de la mano de obra, fortalecer la cadena de suministro, reforzar el sistema universitario, tener un mayor crecimiento económico y darle valor agregado a los productos, sobretodo del sector manufacturero, para evitar perder competitividad ante países desarrollados. “México tiene una ventaja competitiva por su mano de obra más económica, no sólo en comparación con Estados Unidos, sino también con China, que cada vez va en aumento. Tienen que producir más, crecer más, así es como funciona. Para poder ganar más dinero hay que producir más por hora, ser más productivos, hay que crear bienes que agreguen más valor, esto puede ser fantástico por ahora, pero con la automatización no va a funcionar así”, advirtió Spencer Levy.

Afirmó que el factor demográfico está influyendo en el crecimiento del comercio electrónico y el internet, por la mudanza a suburbios, pero muchas personas siguen prefiriendo el aspecto físico en las compras en centros comerciales y hay muchos muy exitosos. En el caso de México, tiene una ventaja competitiva en sus servicios turísticos y hotelería, Destacó que ante factores que están influyendo en un mejor desarrollo como la negociación del Tratado de Libre Comercio con Estados Unidos y Canadá, las incertidumbres políticas y económicas y la inmigración, es necesario crear confianza en las inversiones y atraer talento en áreas de mayor competitividad con el exterior, tanto talento joven como de expertos.


Tags:

PUBLICADO

5 diciembre 2017

Comentarios
No hay comentarios en “Bienes Raices cierra el año con números similares al 2016”